Dentro de los tipos de aborto quirúrgico se derivan varios métodos que pueden ser muy similares, pero varían básicamente por el tiempo de duración, la seguridad para la paciente y el tipo de anestesia. Desde la legalización del aborto en 2007 se ha buscado implementar en las clínicas de aborto los métodos más seguros, efectivos e indoloros para ofrecer un mejor servicio. A continuación hablaremos sobre el aborto quirúrgico por medio de la Aspiración Manual Endouterina.

Aproximadamente la mitad de las consultas para interrupción legal del embarazo terminan en la aplicación del método AMEU por su efectividad y rapidez, esta técnica transvaginal consiste en la dilatación del cérvix o cuello uterino y aspiración de su contenido. Antes de optar por este método de aborto quirúrgico, el médico realiza una valoración en la que se descartan enfermedades o padecimientos que puedan causar alguna complicación en el quirófano; el procedimiento lleva los siguientes pasos:

  1. La paciente se despoja de su ropa y se coloca una bata con la abertura hacia atrás.

  2. Posteriormente se coloca en la zona donde será atendida.

  3. Se aplica un anestésico a través de una solución intravenosa. Sólo se necesita de 7 a 10 minutos, como tiempo aproximado de la intervención.

  4. Con la ayuda de un espejo ginecológico se dilata el cuello uterino para obtener espacio suficiente para colocar una cánula plástica estéril en el interior del útero.

  5. Se conecta la cánula al aparato de succión y se evacúa la cavidad uterina en su totalidad.

  6. Por medio de una legra o de un ultrasonido se comprueba que el útero quedó completamente vacío.

  7. Se coloca un apósito o gasa estéril en la vagina para que absorba los restos de sangre de la intervención.

  8. Se lleva a la paciente a una sala de recuperación, donde irá despertando poco a poco. El efecto del anestésico dura de entre 15 a 25 minutos.

  9. Pasado el tiempo de recuperación, la paciente puede vestirse y salir caminando de la clínica.

El sangrado que se presenta posterior al aborto quirúrgico es mínimo, pues la cánula aspira el contenido total del útero, sin embargo es importante portar toallas femeninas para prevenir manchado de la ropa. Al salir de la clínica, el médico proporcionará indicaciones a la paciente: un analgésico, un antibiótico y un regulador hormonal para evitar cambios hormonales, manchado o sangrado irregular.

La menstruación puede regresar entre 30 y 50 días después del aborto quirúrgico, pero la fertilidad se recupera de inmediato, por lo que se recomienda no mantener relaciones sexuales hasta que se normalice la regla, o utilizar un anticonceptivo de barrera (preservativo). Las pacientes que desean volver a embarazarse deben esperar un mínimo de 3 meses posteriores a la ILE.

La Aspiración Manual Endouterina y el aborto quirúrgico son métodos seguros ya que disminuyen la posibilidad de lesiones. Si está pasando por una situación en la que requiera un aborto quirúrgico, recuerde que el método es legal sólo hasta las 12 semanas de gestación; en Ginecafem contamos con las instalaciones adecuadas y el personal de calidad que les brindará el apoyo que requieren en estos momentos tan difíciles. Llámenos al 5355-6057, 2631-7259 o del interior de la República al 01800 890 2039 para programar una consulta.