En Ginecafem contamos con el servicio de control del embarazo que consiste en encuentros periódicos y planificados entre la paciente embarazada y su ginecólogo (a). Estas consultas son mensuales hasta las 28 semanas de embarazo, quincenales hasta las 36 semanas y semanales hasta la fecha del parto.

Durante las citas de control se registra la presión arterial, el peso materno, la altura uterina (crecimiento uterino en cm), los movimientos fetales y los latidos del corazón del feto.