Escrito por: Rosa Maria Ibarra

Los ciclos mestruales son muy diferentes entre sí, difícilmente se puede generalizar diciendo que la menstruación debe ser de cierta forma o durar una cierta cantidad de días, ya que esto dependerá del organismo de cada mujer, por ejemplo, habrá quienes tengan su ciclo menstrual cada 23 días y quienes lo tengan cada 40, y esto no es necesariamente una señal de algún padecimiento ginecológico.

Es importante que las mujeres sepan que los ciclos son distintos y que incluso pueden ir cambiando conforme las etapas que vaya atravesando, sin embargo, siempre debe estar atenta a su desarrollo y saber detectar cuándo hay alguna anormalidad en el ciclo para consultar a su ginecólogo y verificar que su salud esté bien.

Cuando una mujer detecta que su ciclo menstrual ha cambiado deberá concentrarse en resolver dos preguntas principales, una es si hay sangrado excesivo y la otra es indagar en la causa de porqué se presentó este cambio.

Conocer si hay sangrado abundante ayudará a determinar si hay alguna patología detrás de éste o si el sangrado le está provocando consecuencias a la mujer. Para determinarlo es necesario hacer una prueba que indique si la paciente tiene anemia ferropénica, si los resultados son positivos quiere decir que ella está perdiendo más sangre de la que su cuerpo puede tolerar.

La solución en este caso es enviar un tratamiento con suplementos de hierro, pero si la prueba no arroja un resultado positivo entonces en un indicativo de que a pesar de tener ciclos largos y abundantes su cuerpo no presenta consecuencias y es un patrón natural.

La otra pregunta que se tiene que resolver es el porqué del sangrado anormal, ya que se puede tratar de una patología o bien puede ser producto de algún cambio de hábito o etapa de la vida.

Para llegar al fondo del asunto será necesario hacer una revisión y ecografía que permitan identificar si hay algún pólipo o mioma que puedan ser los causantes del sangrado en exceso. También es recomendable realizar estudios de laboratorio para determinar si hay alguna causa hormonal o una enfermedad.

Los resultados de las pruebas deberían indicar si hay una causa patológica para poder iniciar un tratamiento. En algunos casos se tiene que realizar también una biopsia endometrial para evaluar si hay alguna alteración en las células endometriales, pero eso lo determinará el ginecólogo.

En aquellos casos donde se no se encontró una patología entonces el cambio en el ciclo menstrual responde a factores como cambios de hábitos, estrés o simplemente ese es el ciclo normal para esta mujer.

Lo importante es consultar con un médico calificado para que pueda descartar alguna patología y en caso de diagnosticarla puede enviar el tratamiento adecuado para regular el ciclo menstrual de la paciente.

Si tienes alguna inquietud sobre tu ciclo menstrual agenda un cita en Ginecafem, donde contamos con los ginecólogos más capacitados para el diagnóstico y tratamiento de padecimientos ginecológicos. Agenda tu cita en el 5556-1508.