Escrito por: Rosa Maria Ibarra

Los embarazos no deseados son una triste realidad en México y el mundo, especialmente cuando son consecuencia del abuso sexual a menores de edad a quienes suele negárseles el derecho a una interrupción del embarazo en sus ciudades. La desesperación y la búsqueda por la vía legal ha motivado a muchas mujeres a viajar a la CDMX, donde la interrupción es legal y se conoce como ILE.

Muchas personas buscan por Internet antes de viajar a la clínica, al hacer una búsqueda rápida podemos encontrarnos precios increíblemente bajos en la ILE, así como el envío de las pastillas abortivas, igualmente a precios bajos, por lo que las usuarias tristemente se deciden por estas opciones, sin saber que podrían estar expuestas a daños graves a su salud.

En la actualidad existen alrededor de 40 clínicas de ILE privadas, autorizadas y verificadas para realizar las interrupciones de forma legal y segura, además las clínicas federales son gratuitas, pero las listas de espera son largas y a las mujeres foráneas no les da tiempo suficiente para acudir a solicitar estos servicios; sin embargo existen clínicas clandestinas, disfrazadas de legales, que ofrecen sus servicios a precios bajos y que no cumplen con los requisitos de legalidad.

El precio del aborto en una clínica especializada depende de la técnica que se va a emplear, pero antes de eso se necesita una valoración médica en la que se descarten posibles complicaciones. Incluso para el uso de la pastilla abortiva se recomienda esta valoración y posteriormente se brindan las pastillas a la paciente y se le indica cómo debe utilizarlas para que las tome en su hogar sin correr ningún tipo de riesgo hacia su salud.

Los costos suelen incluir el medicamento, la consulta, el chequeo y el seguimiento del proceso, ya que a la paciente se le pide que regrese para valoración: mediante un ultrasonido se comprueba que el útero ha quedado vacío y que no quedaron restos que puedan causar infecciones por necrosis.

Para quienes recurren al aborto quirúrgico, el precio depende del tipo de interrupción, de anestesia (local o general) y de las semanas de gestación. Aunque en estos casos se limpia la cavidad uterina en su totalidad y la paciente puede irse a su casa el mismo día, puede ser necesario un chequeo posterior al tratamiento.

Como dice el refrán “lo barato sale caro”, especialmente cuando se trata de nuestra salud. En Ginecafem somos una clínica ginecológica con tratamientos integrales para la salud femenina;  contamos con el servicio de ILE, así como con instalaciones adecuadas y personal con vasta experiencia. Llámanos hoy mismo y te proporcionaremos la información que necesites.