vida-mujer-riesgo

  Escrito por: Rosa Maria Ibarra

El estado de San Luis Potosí fue testigo de uno de los casos más atroces de violencia hacia las mujeres. Las autoridades del sector salud informaron que una menor de 10 años fue violada por su hermano de tan sólo 15 años, este acto de violencia tuvo como resultado el embarazo de la niña. La pequeña no sólo tuvo que vivir esa amarga experiencia, sino que además su vida continúa en peligro ya que las autoridades correspondientes no han dado la autorización para practicar el aborto a la menor.

De acuerdo con la titular de la Secretaría de Salud, Mónica Rangel Martínez, en el estado se tiene un registro hasta el mes de junio de 2 mil embarazadas, de las cuales el 19% tienen entre 10 y 19 años de edad, lo cual refleja la falta de cultura de prevención de embarazos no deseados en la entidad.

Debido al caso tan especial de la menor, asociaciones en pro de los derechos de las mujeres han intervenido para velar por los derechos e integridad de la niña. Tal es el caso de la asociación Nueva Luna, dirigida por Marcela García, quienes han mantenido contacto con los familiares y autoridades para asegurarse que la menor pueda abortar y no exponer más su vida.

Uno de los temas que más preocupa a la titular de la asociación es que el embarazo de la menor está en una etapa avanzada y que no se le practicó un aborto en las primeras semanas de gestación, el cual pudo realizarse de manera más sencilla a través de píldoras o medicamentos abortivos no invasivos para su cuerpo.

Sin embargo, ante esta situación, las opciones para practicarlo son menos, ya que hasta un legrado uterino podría resultar muy agresivo para el cuerpo de la pequeña. En la asociación están luchando por su derecho de decidir sobre su cuerpo y su derecho de recibir atención médica.

“La niña fue vulnerada y violentada cuando esta situación pasó y ahora la autoridad debe velar por su bienestar, sin embargo, lamentamos el hecho de que la propia autoridad anteponga el principio moral antes que el bienestar de la menor“, comentó la titular a un medio de comunicación local.

Este es un caso de muchos donde las mujeres que viven en algún estado del país ven vulnerados sus derechos. En la Ciudad de México la Interrupción del Embarazo Legal puede realizarse hasta las 12 semanas de gestación si la mujer así lo decide y se practica de manera segura en clínicas especializadas.