reposo-despues-de-legrado

  Escrito por: Rosa Maria Ibarra

El legrado uterino es un procedimiento quirúrgico que se realiza para la interrupción del embarazo, así como en el tratamiento y diagnóstico de enfermedades ginecológicas e incluso para limpiar el útero cuando se presenta un aborto espontáneo.

Como cualquier intervención quirúrgica las mujeres que se someten a un legrado tienen que cumplir con ciertos cuidados para garantizar una recuperación pronta y no correr el riesgo de sufrir alguna consecuencia después del procedimiento.

Cuidados después de un legrado

Algunas de las recomendaciones que la mujer debe seguir después de realizarse un legrado son:

  • Descasar el día completo de la intervención, es común que después de unas horas de haber realizado el legrado la paciente sea dada de alta, se recomienda que durante ese día esté en reposo absoluto. Es normal que haya síntomas como mareos y dolor, y si no se mantiene el reposo los síntomas podrían incrementar.
  • Mantener un reposo moderado de cinco a diez días después de la intervención. Aunque podrá realizar sus actividades cotidianas es aconsejable mantenerse en una actividad moderada, de lo contrario se podría generar más dolor.
  • No se deben utilizar tampones, es normal que se presente sangrado en los días posteriores, por ello hay que usar toallas femeninas y los tampones usarlos hasta la siguiente menstruación, tampoco se deben realizar duchas vaginales para evitar cualquier tipo de infección.
  • No se deben mantener relaciones sexuales por un mínimo de 15 días, aunque se recomienda que sea hasta por un mes. En caso de hacerlo se debe usar condón para prevenir tanto un embarazo como cualquier infección.
  • No se deben consumir aspirinas o alcohol, esto ayudará a prevenir que se produzcan sangrados abundantes.
  • No se deben hacer ejercicios bruscos, de alto impacto o cargar peso, ya que puede provocarse un sangrado abundante y aumentar el dolor.
  • Se deben tomar los medicamentos en caso de que el médico los haya prescrito, esto ayudará a disminuir el dolor y evitar infecciones.

Señales de alarma

Si no se siguen las recomendaciones que el médico indique es probable que se presente alguna complicación que ponga en riesgo la salud de la paciente. En caso de presentarse algunos de los siguientes síntomas es importante acudir de inmediato al médico para que haga una revisión.

  • Sangrado abundante con presencia de coágulos.
  • Dolor abdominal fuerte que sea mayor al de una menstruación normal y que no disminuya tomando analgésicos.
  • Aumento de temperatura.
  • Deshechos de la vagina que tengan un mal olor.

Para garantizar la salud física de la paciente, además de seguir las recomendaciones anteriores es importante que el legrado se realice en una clínica certificada que cuente con personal médico especializado  y las instalaciones adecuadas para realizarlo.

En Ginecafem somos una clínica certificada para realizar la interrupción legal del embarazo a través de métodos farmacológicos como las pastillas abortivas. Llámanos al 01 800 832 8964 y resolveremos tus dudas.