Escrito por: Rosa Maria Ibarra

El ginecólogo es el especialista en la salud íntima femenina y juega un papel vital para garantizar la detección oportuna y tratamiento adecuado de las enfermedades de la mujer. A pesar de la importancia que tiene, es muy probable que muchas mujeres sientan pena o temor y posterguen su visita, lo cual sólo tendrá un impacto negativo en su salud.
Si estás a punto de ir a tu primera visita con el ginecólogo y no sabes qué esperar de esta primera consulta, a continuación te contamos más detalles para que puedas tener una idea de lo que puede ocurrir esa primera vez en el consultorio y no acudas con temor.
Lo primero que debes saber es que se recomienda que la primera visita se haga entre los 13 y 15 años de edad. Un mito alrededor de la atención ginecológica es que sólo se debe acudir cuando se tiene una vida sexual activa, pero eso es falso, aunque una mujer no haya tenido relaciones sexuales es importante que visite al ginecólogo, ya que en esta primera consulta el especialista podrá conocerte mejor, realizar un historial médico y resolver todas tus dudas en cuanto a los cambios que está presentando tu cuerpo como pueden ser los ciclos menstruales, higiene íntima y también te hablará de métodos anticonceptivos.

En caso de que ya hayas tenido relaciones sexuales o tengas algún síntoma especial como dolor durante la menstruación o una posible infección es cuando la visita incluirá una revisión física, la cual iniciará con un examen físico general, una revisión pélvica, un cultivo vaginal, examen de senos y si es necesaria una ecografía pélvica.

Es importante que sepas que estos exámenes no son dolorosos, es probable que la primera vez te sientas incomoda o te genere un poco de molestias, pero si permaneces relajada y tranquila será más sencillo para ti.

¿En qué consiste el examen pélvico?

El examen pélvico puede ser la prueba que más ansiedad te cause, pero descuida, no debes preocuparte, esta revisión es para poder examinar los órganos reproductores, durante el examen el ginecólogo revisará la parte exterior de los genitales, después usará un espéculo para revisar el cérvix y buscar alguna anomalía en los órganos internos.
El médico determinará cuáles son los tipos de exámenes que te corresponden tomando en cuenta tu edad, síntomas e inquietudes. Tampoco debe asustarte que hagan una revisión íntima aunque no hayas tenido relaciones sexuales, ya que para ello el ginecólogo utiliza instrumentos especiales para que no sea molesto para ti.

Recuerda que la visita al médico es una medida preventiva, si no tienes ningún síntoma servirá para iniciar con tu historial clínico y como orientación, y en caso de presentar alguna molestia o si tienes alguna duda el ginecólogo está para resolverlo.

En Ginecafem contamos con los mejores ginecólogos que podrán ayudarte a resolver todas tus inquietudes, y enseñarte a cuidar de tu salud íntima. Llámanos al 5556-1508 para agendar una cita.