Escrito por: Rosa Maria Ibarra

El aborto con pastillas es uno de los métodos más seguros para interrumpir el embarazo. Sin embargo, hay restricciones que se deben tener en cuenta para que el aborto sea exitoso y no tenga consecuencias en la salud de la mujer. Estas restricciones tienen que ver sobre todo con el tiempo que pasa desde el último día de la menstruación al día de la aplicación del medicamento.

Las pastillas para abortar son medicamentos que interrumpen el embarazo en su etapa temprana. Suelen utilizarse hasta los 49 días de gestación, es decir 7 semanas. Por esa razón entre más pronto se utilicen más eficaz será el tratamiento.

Si las pastillas se utilizan después de este tiempo, además de reducir su efectividad también se pueden tener complicaciones médicas, por lo que lo más recomendable si el embarazo tiene más de 8 semanas es utilizar algún otro método como la aspiración uterina. En México puede realizarse un aborto de manera legal hasta la semana 12 de embarazo en clínicas especializadas con médicos certificados.

La manera en la que funcionan las pastillas es que provocan el desprendimiento del saco gestacional y posteriormente contracciones en el útero para expulsar el contenido del mismo. Antes de utilizar este método para abortar se deben considerar algunos puntos como:

  • Asegurarse que se tiene un embarazo y el tiempo del mismo, esto se puede determinar con un examen de sangre y una ecografía. Estos estudios también ayudarán a ver si el embarazo se está desarrollando de forma normal, ya que en caso de tener un embarazo ectópico no se pueden usar medicamentos para abortar.
  • Realizarlo bajo la supervisión de especialistas, se recomienda que la mujer esté acompañada al momento de realizarlo, pero si eso no es posible no habrá problema si sigue correctamente las indicaciones de los médicos.  No se debe realizar en alguna clínica de aborto clandestina porque no se puede garantizar que el medicamento que se está suministrando sea el adecuado.
  • No se debe tener alguna enfermedad de gravedad que pueda poner en peligro la salud de la mujer, por ejemplo una fuerte anemia podría agravarse después de la fuerte pérdida de sangre.
  • No se deben consumir drogas ni alcohol durante el tratamiento.
  • No se debe tener colocado el DIU, ya que antes del aborto se debe de retirar el dispositivo.

En Ginecafem tenemos clínicas especializadas en la interrupción legal del embarazo y contamos con los métodos más seguros para practicarlo, como las pastillas abortivas. Si quieres conocer más sobre nuestros servicios visita nuestra clínica o llámanos y nuestro personal te atenderá personalmente para ayudarte a resolver todas tus dudas.