Dentro de los métodos de interrupción legal del embarazo (ILE) destacan las pastillas abortivas, método 100% seguro y con una tasa de efectividad del 99.9% cuando se utilizan antes de las 7 semanas de gestación. El aborto farmacológico, químico o médico es uno de los más utilizados, sin embargo es importante que sepas que no puedes consumirlas sin control médico especializado y, por ello, hoy te contaremos todo lo que debes saber.

¿Cómo funcionan las pastillas abortivas?

El tratamiento farmacológico consiste en la aplicación de 5 tabletas, que puede realizarse en la casa de la paciente, a quien se le proporcionan indicaciones que debe seguir al pie de la letra. Estas pastillas se componen de dos medicamentos cuyo mecanismo de acción te lo explicaremos a profundidad:

Misoprostol

También conocido como Cytotec o Zacafemyl (sus nombres comerciales), el Misoprostol es un análogo semisintético de la prostaglandina desarrollado por los laboratorios Pfizer en la segunda mitad de la década de los 80 como una alternativa a los esteroides para tratar lesiones gastrointestinales y úlceras.

En la práctica, se descubrió que el consumo de Misoprostol en mujeres provoca una hiperestimulación del útero, causando dilatación y fuertes contracciones. Después de investigaciones, se encontró que este fármaco Misoprostol induce la dilatación y contracción del útero, con lo que se efectúa la limpieza del útero mediante un sangrado similar a una regla, por lo que se fue popularizando su uso como método para la interrupción del embarazo.

El Misoprostol se ha utilizado desde hace décadas para inducir las contracciones durante la labor de parto, así como para vaciar el útero en el caso de abortos espontáneos.

Mifepristona

Se considera una antihormona ya que bloquea los efectos de la hormona progesterona que es necesaria para continuar con la gestación. Se recomienda para la interrupción del embarazo hasta en un máximo de 63 días después del primer día del último periodo menstrual.

La combinación Mifepristona y Misoprostol incrementa las contracciones de la matriz en un periodo de 36 a 48 horas después de consumir las pastillas.
 

ILE

 

Administración

Dependiendo de las indicaciones del especialista, las pastillas abortivas pueden consumirse de forma oral, bucal, sublingual o vaginal. La forma más efectiva es vía vaginal para propiciar la expulsión de los tejidos del útero, esta incluso ha sido avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro de las primeras siete semanas de gestación.

La dosis recomendada para interrumpir el embarazo debe ser determinada por un médico especialista con base en el estado de salud de la paciente, el tiempo de gestación y posibles complicaciones para asegurar la efectividad de las pastillas abortivas.

Algunos de los efectos que las pastillas producen son cólicos de moderados a fuertes, náuseas y mareos, sangrado vaginal abundante y con presencia de coágulos durante las primeras 5 horas posteriores a la administración de las pastillas.

Comunícate de inmediato con tu médico si se presentan estos signos:

  • Dolor abdominal severo que no disminuye con analgésicos.
  • Hemorragias vaginales que empapan dos o más toallas sanitarias en menos de media hora.
  • Vómito y mareos.
  • Fiebre alta superior a los 38 grados centígrados.
  • Dificultad para respirar.
  • Desmayos y pérdida del conocimiento.

¿El aborto con pastillas es seguro?

Si acudes con el especialista y te indica la dosis de Zacafemyl y Mifepristona, las pastillas abortivas son seguras y hay muy bajo riesgo de que se presenten emergencias hospitalarias. La complicación mayor radica en una aplicación inadecuada, en la que no se expulsen todos los tejidos del útero, es decir, un aborto incompleto.

Por lo anterior, si bien puedes usar las pastillas desde casa, debes acudir a consulta de 10 a 15 días después del tratamiento para una revisión con ultrasonido, mediante la cual se debe confirmar que el tratamiento funcionó correctamente y el útero se encuentra limpio. Si el tratamiento no funcionó o quedó incompleto se debe aplicar el método de aspiración manual endouterina.
 

ILE

 

Restricciones del uso de las pastillas abortivas

  • No se deben utilizar las píldoras abortivas en caso de embarazo ectópico, es decir, si el feto se está desarrollando fuera del útero, como en las trompas de Falopio, por ello es necesario confirmar el embarazo mediante un ultrasonido o ecografía.
  • El periodo máximo de interrupción es de 12 semanas de gestación, por lo que debes acudir a la clínica tan pronto como sea posible.
  • Previo al uso de las pastillas abortivas no se deben consumir productos nocivos para la salud como tabaco, alcohol y drogas. Asimismo, debes consultar con el medicamento sobre los fármacos que consumes de forma regular, pues algunos pueden causar un efecto adverso.
  • Debes acudir a que te retiren el Dispositivo Intrauterino (DIU) si lo tienes.
  • Informa a tu médico si sospechas que padeces una enfermedad de transmisión sexual, como gonorrea, ya que las pastillas incrementan la inflamación en el útero y pueden presentarse reacciones adversas.

¿Qué sucederá durante el aborto con pastillas?

Si después de la visita con el médico y la realización de análisis pertinentes, el especialista determina que las pastillas abortivas son el método indicado para ti, se te prescribirá la dosis adecuada y te explicará la forma de usarlas en casa. De preferencia debes utilizar la primera dosis por la noche, para que comiencen los efectos en el transcurso del día.

El sangrado comenzará, y estará acompañado por cólicos abdominales, mareo y náuseas, por lo que se recomienda que te quedes en casa, usando ropa cómoda y con las toallas sanitarias a tu alcance para cambiarte constantemente. El sangrado durará alrededor de una semana (de forma similar a tu periodo), pero los primeros días será más abundante y experimentarás más molestias.

Es importante que tengas disponible el número de teléfono del médico o de la clínica para que contactarlo en caso de emergencia o de tener alguna duda. Se recomienda evitar el uso de tampones, duchas vaginales y la abstinencia de relaciones sexuales durante el tiempo que dure el sangrado ante el riesgo de una infección.

Riesgos

Todo procedimiento para interrupción de embarazo tiene riesgos, sin embargo estos disminuyen si se realizan bajo supervisión de un especialista. Aborto incompleto, infecciones y sangrados abundantes son los riesgos asociados a las pastillas abortivas, por ello debes comunicarte cuanto antes con el médico si presentas alguno de los efectos antes mencionados.

¿Dónde comprar pastillas abortivas?

Hoy en día, en internet se encuentra información de las pastillas y venta de medicamentos que, lamentablemente, no son recomendados ya que incrementan los riesgos de salud en la paciente. Lo ideal es que adquieras las pastillas en clínicas aprobadas y con certificación del sector salud, bajo la prescripción de tu médico para que te asegures de tener la dosis correcta y el medicamento indicado a tus necesidades.

Si has tomado la decisión de interrumpir tu embarazo con pastillas abortivas, contáctanos. En Ginecafem con gusto te asesoraremos para que realices el procedimiento de forma segura y efectiva.

 

ILE

 
 

Los comentarios están cerrados.